Paradise

1. Maldivas - Cocoon Maldives

¡Benvenuto in Paradiso! Sí, has acertado, es italiano. Y es que Cocoon Maldives es el primer hotel de Maldivas capaz de combinar con exquisita delicadeza la belleza del diseño italiano y las maravillas naturales de estas islas paradisíacas. Tanto si sueñas con alojarte en una cabaña sobre el agua, como si prefieres dormir en tierra firme a dos pasos – ¡literal! – de la playa, Cocoon Maldives es tu hotel ideal para tus vacaciones en Maldivas. En pareja, con niños, con amigos o solo, ¿por qué no? Aquí puedes consultar su web, pero antes de lanzarte al agua, no te olvides de consultarnos primero y descubrir nuestros precios especiales en este hotel. 

2. Maldivas - You & I

¡Love is in the air! Uno de los resorts más románticos de Maldivas, solo para adultos y a una distancia considerable del resto de hoteles. Sumérgete en su restaurante subacuático y descubre la riqueza marina de Maldivas. No tendrás que esperar dos horas para hacer la digestión antes de “meterte” en el agua 😉 

Sesiones fotográficas, deportes acuáticos, snorkel, excursiones de pesca o ir de picnic a una isla privada. El agua cristalina, la arena blanca y las palmeras ¡todo para ti! Por lo tanto, si ya tienes claro que Maldivas debe tener un hueco en tu viaje de luna de miel, ahora ya sabes qué hotel elegir para disfrutarlo al máximo.  

3. Maldivas - The Residence Dhigurah

¿Qué te viene a la mente cuando piensas en viajar a Maldivas? Playas de arena blanca y aguas azul turquesa desde las que mandar a la quinta palmera tus preocupaciones del día a día. Algo así, ¿verdad? Pues Residence Maldives at Dhigurah ha sido concebido para hacer tus deseos realidad. Ubicada en el atolón Gaafu Alifu, cuenta con bicicletas gratuitas, centro de fitness, restaurante a pie de playa, parque de juegos para niños y spa. Y si el cuerpo te pide movimiento tras varios días de sol y playa, también puedes animarte a practicar un poquito de parasailing paracaidismo tirado por una lancha –, ejercitar los brazos sobre un kayak con fondo transparente o alquilar una moto de agua, entre otras actividades y deportes acuáticos. Tu resort ideal para viajar a Maldivas en familia.

4. Maldivas - The Residence Falhumaafushi

Tienes claro que quieres viajar a Maldivas, pero con tantas islas y resorts entre los que elegir la decisión se complica. Pues bien, The Residence Maldives Falhumaafushi podría ser la respuesta a tus incertidumbres, especialmente si viajas en pareja. Con lujosas villas a pie de playa o sobre el agua, una amplia oferta de actividades acuáticas y un bar con vistas al mar para disfrutar de esos atardeceres mágicos que pocos lugares del mundo son capaces de ofrecer. Descubre la belleza natural de Maldivas, la riqueza de sus fondos marinos y lleva el término relajación a su apogeo. ¡Paradise found!

5. Maldivas - Heritance Aarah

Viajar a Maldivas es un requisito inamovible de muchas lunas de miel ¡y por una buena razón! Esta constelación de islas desperdigadas por el Océano Índico, al sur de la India, encarnan con gran finura y elegancia la presencia del paraíso en la Tierra. Y el resort Heritance Aarah ha sabido aprovechar esta belleza inherente para crear un entorno de lujo y confort al amparo de las olas, la brisa marina y el calor del sol. Como no podría ser de otra manera, también ofrece sesiones de masaje, gimnasio, excursiones de snorkel, alquiler de equipos acuáticos y excelentes restaurantes donde disfrutar de su galardonado Todo Incluido Premium. ¡Quien quiera viajar a Maldivas que levante la mano! 😊

6. Bahamas - Royal Sandals Bahamian

Sofisticación y privacidad se dan cita en el marco incomparable de las islas Bahamas. Antiguo destino vacacional del Duque y la Duquesa de Windsor y escondite de los Beatles, el resort Sandals Royal Bahamian es el lugar perfecto para unas vacaciones todo incluido en una isla privada. Spa, beach club, restaurantes de primer nivel, vistas excepcionales del mar Caribe, ambiente nocturno y un largo etcétera te esperan en las bellas Bahamas.

7. Polinesia Francesa - Le Tahaa

El resort Le Tahaa es uno de esos lugares que apenas requieren presentación. Con una ubicación de ensueño en pleno Océano Pacífico – allí donde Jack London o Robert Louise Stevenson dejaron su corazón – te trasladará a un mundo de palmeras, aguas cálidas y extensas playas de arena blanca. Vamos, lo que se conoce coloquialmente como estar de chill y dejar las preocupaciones de lado en el paraíso de Tahití y la Polinesia Francesa. Una villa sobre el agua o en tierra firme a un paso de la playa. Literalmente. Excursiones en 4×4, snorkel, pádel surf, visitar una plantación de vainilla… ¿Te vienes a la otra punta del planeta?